Página 4 - MAHJONG EXPO

Versión de HTML Básico

Para Adán Paredes la arquitectura y el arte convergen en un
punto importante de la humanidad y su historia.
La manera en que
concibe dichas materias está relacionada con su desempeño como
arqueólogo. Tras algún tiempo de experimentación con el barro,
en 2001 formó parte de la muestra “Horizontes Convergentes”,
presentada en el Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca y
ésta, lo estableció como uno de los escultores
mexicanos contemporáneos más innovadores por
su reinterpretación del uso de la cerámica y el barro.
El discurso que su obra plantea, comienza desde
la elección del material con el que crea, ya que a
través de la arqueología comenzó a apreciar el
alto contenido simbólico que éste tenía para las
civilizaciones antiguas y al mismo tiempo lo remonta
a su infancia. A pesar de no ser oriundo de este
estado, la tierra del barro negro lo cobijó y él decidió, desde hace
varios años, establecerse ahí y trabajar junto con maestros artesanos
en su taller Los Alacranes, ubicado en Santo Domingo Barrio Alto.
Adán ha trabajado en proyectos arquitectónicos con importantes
firmas como Legorreta + Legorreta y su más reciente intervención es el
restaurante El Chapulín, en el Hotel Presidente Intercontinental de la
Ciudad de México. También ha colaborado con artesanos oaxaqueños
para series de diseño, sin dejar atrás su pasión por la obra libre, la cual
lo ha hecho acreedor a una mención honorífica en la Primera Bienal de
Cerámica del Museo de Arte Moderno, entre otros galardones.
Adán Paredes
“EL BARRO
ESTÁ PRESENTE EN TODOS
LADOS
Y HA PERMANECIDO ACTUAL EN
DIVERSAS CIVILIZACIONES HASTA HOY”.