Página 35 - MAHJONG EXPO

Versión de HTML Básico

Santiago Carbonell es un trotamundos; ha vivido en España, Ecuador
y Estados Unidos. Ahora radica en la ciudad de Queretaro.
En lo que
se refiere a la pintura, Carbonell tuvo su punto de partida en el realismo del
sigloXIX; hoy semueveenel ámbitomodernodel “fotorrealismo”, enel que
alcanza un verdadero virtuosismo, sobre todo por la precisión y la exactitud
de los detalles que pinta. Sus pinturas al óleo resaltan sobre la fina superficie
del lino que emplea. En la trayectoria de Carbonell se
advierten diversas temáticas, faces y colisiones que han
venido constituyendo el corpus pictórico del artista.
Carbonell se aficionó al trabajo arqueológico de
mirar la pintura (la carne de la pintura), de indagar en
las telas y las paletas de los viejos maestros, para ir
develando paso a paso los misterios de las esencias
en las que mojaban sus pinceles y mezclaban sus
pigmentos. La observación temprana y aguda de
grandes telas, le permitió ir bebiendo la sangre y devorando las
carnes de pintores como Rubens, afirma Avelina Lesper en su texto.
La arqueología artística de la que emana la obra de Carbonell,
permite situar al pintor en el lugar mismo que la diosa pintura lo
desea. Muchas de sus obras son el producto de transmutaciones,
encuentros e interpretaciones del oficio de pintar. Aunque como
dice la critica de arte Avelina Lesper: “la pintura es su amante
tiránica, que no lo deja descansar, es la que no deja que pase ni un
día sin que la toque, que lo obliga a pensar en ella a cada minuto,
que lo tiene hecho un instrumento de sus deseos”.
Santiago Carbonell
MAS QUE PINTAR MUJERES SOLAS Y
AUTORRETRATOS,
CARBONELL CAPTA SUS
ACTITUDES, SUS ESTADOS DE ANIMO E
INCLUSO SUS PENSAMIENTOS.