Página 19 - MAHJONG EXPO

Versión de HTML Básico

Megalómano, hiperactivo, dinámico, creativo, apasionado,
incansable y con un contagioso sentido del humor,
así se define
el maestro Gilberto Aceves, quien nació en la ciudad de México
en 1931. Estudió en la Escuela Nacional de Pintura Escultura y
Grabado La Esmeralda del INBA, en 1950 y trabajó con David
Alfaro Sequeiros en la realización de los murales de la Rectoría de
la UNAM en 1952. Ha desarrollado una importante
labor docente, de 1957 a 1961, en el Instituto de
Intercambio Cultural Mexicano Norteamericano,
en Los Ángeles, California y de 1971 hasta la fecha
como Maestro de la Escuela Nacional de Artes
Plásticas, Academia de San Carlos de la UNAM y
de 1998 a la fecha en su taller de la Colonia Roma.
“Al principio en la Academia de San Carlos me
decían que lo que enseñaba era puro garabateo, lo que intentaba
era romper los esquemas que motivan a los alumnos a copiar, ahora
lo que les enseño es a tener la capacidad de romper paradigmas”.
“Mi oficio está construido precisamente por la soledad y el silencio,
que disfruto a cada momento. Me duelen mucho todos los sucesos
y el régimen loco, enfebrecido y cruel en que vivimos, así que
tengo que hablar de esto de una forma artística y plantearme un
problema plástico con los miles de niños iraquíes que mueren por
falta de atención. Un artista no cambia el mundo en nada, pero lo
que quiero es tener mi conciencia tranquila y participar al menos
diciendo que me duele, esa es otra tarea de amor”.
Gilberto Aceves
DESDE SU INFANCIA
APRENDIÓ QUE LAS
COSAS IMPORTANTES SE HACEN EN
SILENCIO
Y SIN COMPAÑÍA.