Página 20 - FOLLETO FMGM III

Versión de HTML Básico

Por la fuerza de su sabor y su pungen-
cia, durante siglos se debatió en Europa
acerca de la bondad o daño que el
chile provocaba en el organismo, en los
sentidos y hasta en la conducta pecami-
nosa de las personas. Por todas partes
surgieron mitos y versiones mentirosas
sobre sus efectos nocivos para la salud.
Lo cierto es que abundan los estudios
que todo mundo puede consultar
—sobre todo los gastrónomos— para
demostrar que, lejos de hacer daño,
este producto a menudo vilipendiado
por quien no lo conoce, tiene caracte-
rísticas que lo hacen recomendable no
sólo para realzar los sabores, sino para
potenciar las cualidades nutritivas de
algunos alimentos de la dieta mexicana,
como el maíz y el frijol.
Desde la antigüedad, los chiles, al
igual que las especias, han determi-
EL CHI LE POTENCIA LAS CUAL IDADES NUTRI-
TIVAS DE ALGUNOS AL IMENTOS DE LA DIETA
MEXICANA, COMO EL MAÍZ Y EL FRI JOL
Martha Soledad Gómez Atzin
Cocinera tradicional del estado de
Veracruz.
020
I C h i l e s d e Mé x i c o
nado el trazado de rutas comerciales
y culturales y han estado en el origen
de la globalización alimentaria. Del
tránsito a través del Atlántico que
conoció el ají, a los itinerarios reco-
rridos a través del océano Pacífico a
bordo del Galeón de Manila, los chiles
en muchas de sus variedades han cir-
cunnavegado todo el planeta y se han
quedado para siempre en un lugar de